Opinión

A propósito de la Constitución…

Acababa de escuchar en la radio la sentencia del Tribunal Constitucional anulando la declaración soberanista del Parlament. Luego, mientras las ondas llenaban el reducido espacio del vehículo con sus mensajes comerciales, comencé a perderme entre los pensamientos que tantas veces han inundado mi mente, y las preguntas que siempre se quedaron sin respuesta.

Todos estamos más que acostumbrados al bombardeo de las encuestas o estudios estadísticos sobre las más variopintas cuestiones de nuestra vida social, cultural y política, unas llevadas a cabo por el estamento público, otras por los medios de comunicación, algunas por medios privados, otras tantas por partidos políticos… Sin embargo nunca he visto que se haya realizado ninguna encuesta o estudio estadístico de rigor acerca de la Constitución, y no me estoy refiriendo a si la población está o no de acuerdo con nuestra Carta Magna o si modificaría elementos de la misma o no, aunque, por supuesto, que sería interesante. Personalmente me interesaría conocer qué porcentaje de la población que refrendó la Ley de leyes vive en la actualidad y en qué rango de edad se encuentra. Digo esto porque yo, sin ir más lejos, no pude votar, no me dieron opción a decidir si deseaba o no esa Constitución. Y también digo esto porque un elevado porcentaje de la población está viviendo bajo el auspicio de una Constitución que no eligió.

No voy a entrar en la discusión de si la Constitución que tenemos se desarrolló en unos tiempos en los que no era posible llegar más allá. Considero que cuando se pide un proceso constituyente no deberíamos rasgarnos las vestiduras. No es posible hacer de la Constitución una fortaleza o una Biblia, un dogma de fe. Los ciudadanos del siglo XXI tenemos derecho a darnos la oportunidad de poder modificar un articulado con cerca de treinta años de vigencia. No creo que nadie piense que haya que renovarla de cabo a rabo, pero no podemos vivir bajo la vigilancia de una Carta Magna a la que todavía no se le ha limpiado ni el polvo.

Víctor Chamizo

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s