Opinión

Déjenos señora Mato, se lo pido por favor

Es realmente lastimoso, pero llega un punto en el que uno ya no puede asombrarse de nada. Toda esta debacle del contagio del Ébola se veía venir de lejos, no porque se trajeran a los religiosos de África, que de hecho fue un error, sino por cómo se sucedieron los acontecimientos y, lo que es peor, cómo se precedieron. Digo cómo se precedieron porque no mucho tiempo atrás el Gobierno, y más concretamente el Ministerio de Sanidad, había decidido prescindir del Hospital Carlos III porque no era rentable, el mejor centro de España para la investigación y tratamiento de enfermedades infecciosas. Y, he aquí, que poco después deciden repatriar a dos personas infectadas de Ébola, desalojando todo el centro y, aun así, nos encontramos con lo que nos hemos encontrado. Todavía pretenden que nos tranquilicemos. Lo peor de todo esto no es ya la situación tan delicada y peligrosa que se avecina, sino que, además, traten de tomarnos por imbéciles. Después, el bochornoso ridículo de una ministra que en lugar de hacerse cargo de la situación y responder a las preguntas que la sociedad le hace a través de sus medios de comunicación, hace un papel de presentadora de televisión: lo que ella hizo, lo habrían hecho mucho mejor Jesús Vazquez  o Cristian Gálvez, por poner algunos ejemplos.

Es la desfachatez llevada al extremo. Es una película de Berlanga. Es el humor más negro que se pueda uno imaginar. Somos el hazmereir del mundo. Una señora que se gasta cinco mil euros,  de más que dudosa procedencia, en globos, piñatas y confetis, que no sabe que en su garaje tiene un automóvil de alta gama, que no responde a la pregunta más elemental que le pueda hacer un periodista – ¿va usted a dimitir señora Mato? – ¿Nos puede representar en algo? ¿Puede tener a su cargo algo tan crucial, tan delicado y de tanta transcendencia como la Sanidad de un país?

Señora Mato, por una vez en la historia de su trayectoria política, haga algo digno y deje el cargo.

Otra cosa será quién lo ocupe después.

Víctor Chamizo

Anuncios
Estándar

One thought on “Déjenos señora Mato, se lo pido por favor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s