Opinión

No damos abasto

No damos abasto. Ayer estaba yo escribiendo una serie de reflexiones sobre la declaración ante el juez de Rodrigo Rato, y ya se estaba produciendo una catarsis en nuestro sistema político, con una inmensidad de detenciones, alguna de bastante relevancia, dentro del mundo de los partidos políticos.

No se puede hablar ya de casos aislados, de garbanzos negros, de “algunos” sinvergüenzas. No se puede. El árbol está podrido desde la raíz hasta las hojas de la copa. ¡Cómo no vamos a estar hartos! ¿Cómo hay quién se atreve a hacer comparaciones de determinadas posiciones políticas con las de Venezuela o Ecuador, con objeto de desprestigiar a los que defienden ciertas posturas? ¡Cómo si esto fuera mejor!

La sensación que uno tiene es la de estar sometido al control de una inmensa red mafiosa, al menos esa es la mía.

No vale pedir perdón (“lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir”) Tienen que caer cabezas, hay que abrir las puertas y las ventanas, tiene que correr el aire, tenemos que deshacernos de los trastos viejos, pintar y desinfectarlo todo. ¡Tiene que ser ya! Este país no se puede dar más treguas, ni más esperas. Esto no es cosa de unos cuantos.

Todo es bochornoso. Daba vergüenza escuchar a Montoro elogiando a los funcionarios. Ahora, ahora que se aproximan unas elecciones autonómicas y después unas generales. Antes eran una panda de vagos a los que había que hacerles trabajar más horas, sustraerles una paga porque sí, reducirles el sueldo, y, si se dejaban, echar a no sé cuántos. Ahora no, ahora trabajan mucho, han hecho un gran esfuerzo, y todos les tenemos que estar agradecidos, le faltó que por eso tenían que votarles. Señor Montoro, los funcionarios siempre han hecho un gran esfuerzo y han pagado los platos rotos de los desmanes de los distintos gobiernos, por si no se ha enterado. En el funcionariado hay gente que trabaja mucho y gente que trabaja poco, exactamente igual a lo que ocurre en la empresa privada y en todos los ámbitos de la sociedad. No son bichos raros, son personas, señor Montoro.

He escuchado muchas veces una frase que dice “que no te pongan donde haya”, como justificación a todo este conjunto de despropósitos. Es una mentira, una excusa. Yo, al menos, conozco muchísima gente honrada, con dignidad. También conozco a gente indigna y corrompible, pero es la mínima. Si esos son sus argumentos, no nos valen.

El presidente del gobierno debería convocar ya unas Elecciones Generales anticipadas. Solo les sostiene su mayoría absoluta. El pueblo, en su inmensa mayoría los ha dejado de lado y no se puede gobernar en contra del pueblo, es una ley elemental de cualquier democracia.

Víctor Chamizo

@vichamsan

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “No damos abasto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s