Opinión

Esta sociedad no puede soportar más

El pasado 28 escribía un post titulado “No damos abasto”, en el que reflexionaba y expresaba mis sentimientos sobre el despropósito que estamos viviendo de los casos de corrupción. Hoy, realmente, estoy alarmado, casi no hay un día en que no salte a la palestra un nuevo episodio. Me preocupa el hecho de que empecemos a normalizarlo, a verlo como un mal inherente a nuestra idiosincrasia, cuando es mentira. Todos no somos así, y no me cansaré de repetirlo. España es un país en el que convive la gente honrada con la picaresca. No hace tanto, nos escandalizábamos con la situación de la Italia de Berlusconi. No tenemos nada que envidiar, hemos alcanzado cotas parecidas, si es que no las hemos llegado a superar. Arremetemos contra la justicia, cuando tampoco todos los jueces actúan de la misma manera. Siempre tendemos a generalizar. El tumor maligno se encuentra en un puñado de personas que ostentan el poder, que sí permiten y encubren estos desmanes, que desbarata y se burla del esfuerzo que realizan las instituciones encargadas de perseguir estos delitos: policía especializada, Inspectores de Hacienda, fiscales anticorrupción y penitenciarios, organismos dedicados a la persecución del fraude, etc. No sé cómo se tienen que sentir, cuando, después del esfuerzo y resistencias encontradas, pongan en la calle, a los tres días al “presunto” delincuente. Hay muchos casos, hay casos para aburrir. El último Jaume Matas. Ahora han pillado a Monago con el carrito del helado (me ha salido un pareado). No pasará nada, seguro que todo es legal, aunque no tenga nada de ético y de moral. ¿Dimitirá? Rara avis es la dimisión en esta nuestra piel de toro. Mientras tanto los ciudadanos comunes y corrientes, “de a pie” como suelen decir los medios, nos vemos asediados por los desahucios, las estafas de las “preferentes”, el desempleo, los empleos precarios, los embargos, los recortes salariales, las pérdidas de derechos laborales, el aumento de las tasas de todo tipo, y así un largo etcétera al que se le pueden seguir añadiendo cosas.

Es imposible sujetar el Estado, por muchos apuntalamientos que se quieran hacer, el edificio se está desmoronando delante de nuestros ojos. Es hora de que el Presidente del Gobierno disuelva las cámaras y convoque nuevas elecciones. ¿No se da cuenta que no puede ir por el mundo vendiendo la “marca España” con la que está cayendo? No se puede estar criticando e infundiendo el miedo a la gente con  el “Chavismo” y el “Boliviarismo “, y demás sandeces, cuando  todas las cañerías de tu edificio están reventando y se está inundando el país de aguas fecales. ¡Elecciones, ya. Ahora!

@vichamsan

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s