Opinión

La lista Falciani y nuestras verguenzas

No seré yo quien defienda las irregularidades de Monedero. Al contrario, creo que, aunque haya obrado correctamente liquidando su situación con Hacienda, su actitud no ha sido ética.  Puede haber sido un error, es algo que ni puede probarse, ni puede dejar de concedérsele, ya que  no sería el primer ciudadano al que le sucede y se ve obligado a regularizar su situación. Pero cuando se está en política, cuando se ha dejado de ser un ciudadano anónimo,  y, además, se acusa a otros, esgrimiendo la espada de la honradez, la legalidad y la limpieza, hay que ser extremadamente cuidadoso y pulcro con las acciones que uno lleva a cabo, porque, no sólo se perjudica a sí mismo, sino que pone en riesgo todo el esfuerzo de un colectivo que trabaja en pos de un objetivo concreto: un cambio del sistema hacia la transparencia y la honradez en las cuentas públicas.

Dicho esto, tras la aparición en prensa de algunos de los incluidos en la lista Falciani, lo de Monedero pasa a convertirse casi en una anécdota. Entre los que se encuentran en ella aparecen personajes que las instituciones y los medios de nuestro país han estado vendiendo como “marca” España, esa palabra que se ha puesto tan de moda para definir a un país, al menos el nuestro, convirtiéndolo en algo adquirible por el resto, como si fuese un detergente. Pues yo digo, y lo proclamo a los cuatro vientos, que todos esos individuos que se han puesto de ejemplo no nos representan, ni nos han representado jamás. Al menos yo no me he sentido representado nunca por ellos. Los voceros de los partidos mayoritarios, del gobierno y de los medios, han lanzado espumarajos por la boca contra Monedero por sus sospechosos ingresos y su vertiginosa regularización fiscal, pero, ¿van a decir algo acerca de los incluidos en la lista Falciani? ¿El señor Montoro instó a alguna investigación sobre este asunto en algún momento? ¿Hizo público alguno de los nombres que aparecen en la lista, vergonzosos defraudadores de la  Hacienda Pública? ¿Alguno de los que están en esa lista son actores, personajes del mundo del cine, miembros de Podemos? ¿Va a salir el señor Montoro a dar explicaciones? ¿Va a lanzar alguna puya irónica sobre el asunto para poner en tela de juicio la dignidad y honradez de las personas que figuran en la lista? Creo que todo el mundo sabe perfectamente la respuesta a estas preguntas.

El mundo está podrido y necesita una renovación real. Nosotros, en breve,  tenemos la oportunidad de desalojar del poder a los que tanto daño han estado haciendo a la ciudadanía y a sus instituciones. Necesitamos que se vayan, que llegue gente nueva renovadora, innovadora, sana, miembros de partidos nuevos, diferentes, aunque sabemos que no van a ser perfectos.

Por cierto, señores Rajoy y Sánchez, ¿los delitos por evasión de capitales van a estar sometidos a la condena perpetua revisable?

9 de febrero de 2015

@vichamsan

Anuncios
Estándar

One thought on “La lista Falciani y nuestras verguenzas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s