Opinión

¿Nuevas elecciones o pactos?

diputado-Podemos-Alberto-Rodriguez

Acabamos de entrar en el 2016. Siglo XXI. Hace algunos años el imaginario colectivo veía, en un año como éste, coches voladores y robots que hacían las tareas cotidianas, mientras los seres humanos vivían felices, gracias al progreso tecnológico. Se trataba de un sueño, una quimera que, muy probablemente, a algún grupo de poder le interesaba que existiera. Siempre ha sido así, emperadores, reyes, nobles, han manipulado al pueblo con el único objetivo de perpetuar sus privilegios. Hoy en día no puede ser diferente: los grandes medios de comunicación al servicio del poder, atacando todo aquello que pueda suponer un signo de inestabilidad para el mantenimiento de su status, tratando de evitar que la ciudadanía ocupe el espacio al que, ellos, piensan que están destinados por voluntad divina.

Lo estamos sufriendo de forma cotidiana, en cualquier parte del globo terráqueo. Observamos con que desprecio trata esa clase privilegiada a los recientemente designados como representantes del pueblo. Lo ha hecho la señora Villalobos refiriéndose a un ciudadano por su aspecto físico. ¿Cómo se atreve esta señora a hablar así de un parlamentario, cuando ella ha sido descubierta jugando con su Tablet en una sesión del congreso, desentendiéndose claramente de sus obligaciones? En cualquier empresa, esa actitud habría sido objeto de despido. Pero parece ser que lo importante, para esta estirpe, es cómo uno va peinado.

Ni siquiera se ha convocado el pleno para la elección de la presidencia del gobierno y ya se está lanzando una campaña mediática brutal contra Podemos, incitando a la sospecha, aunque no existe ninguna denuncia, ni acusación formal, mientras los “lapidadores” tienen a buena parte de su grupo imputado, o en la cárcel.

En Argentina hace un año que el fiscal Nisman murió en unas más que dudosas circunstancias. No sólo ha transcurrido un año, sino que se ha producido una alternancia en el poder, pero seguimos sin conocer nada sobre el asunto, ni el estado de las investigaciones, ni las posibles causas, por no saber, ni siquiera sabemos si se está realmente investigando algo.

Todo es críptico, hermético, retorcido. Existe una ocultación premeditada de todo lo que pueda obstaculizar la pervivencia de la élite en el poder. Existe una desviación de la atención sobre lo que realmente importa hacia lo que los poderosos pretenden que sea lo que nos importe, y para ello utilizan los medios de comunicación que controlan, y, por ello, también, les son tan molestas las redes sociales y los medios digitales de información, pero son conscientes de que este canal de comunicación todavía no tiene el potencial que tienen los que ellos manejan: radio, televisión y prensa escrita.

Lo peor es que la manipulación les continúa funcionando, mal que nos pese. No hay más que analizar los últimos resultados electorales (ver post). Y es muy probable que las elecciones se repitan, probablemente porque a quién más le conviene es al poder económico y financiero, y porque el juego de los pactos se está convirtiendo en un damero maldito. Y también sería probable que los resultados no difiriesen demasiado, aunque la campaña, en ese caso adolecería de más virulencia y esos grandes medios a los que me refiero, pondrían toda la carne en el asador para que los resultados sean los que convienen a los que los sostienen. El poder, ese poder que lleva instaurado desde hace siglos, sin que apenas los apercibamos, no desfallece, no descansa, ni se rinde, ni se considera jamás derrotado. Por ello, los ciudadanos de a pie no debemos, no podemos dejar de luchar. Porque si la ciudadanía pierde la ilusión, el impulso, si se pierde en luchas intestinas y en purismos, volveremos a encontrarnos lamiéndonos las heridas después de la batalla, en peor situación de la que ya estuvimos antes. Hay que alcanzar un acuerdo de mínimos entre las formaciones ciudadanas. Es imprescindible.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s