Opinión, politica

Está pasando

Está pasando

¡Qué cansancio! ¡Qué agotamiento tan profundo produce esta situación! Si uno no se detiene un instante a observar los acontecimientos como si estuviese lejos, en la distancia, apenas puede percibirlo. Pero es necesario que todos lo hagamos en algún momento. Distanciémonos. Veamos los sucesos como si estuviesen en un lugar lejano. Entonces, a lo mejor, no a todos, pero a muchos les sucederá como me ha sucedido a mí, y comenzarán a hacerse preguntas. ¿Por qué todos los medios de comunicación masivos, apenas sin excepción, se vuelcan en alabanzas hacia los pactos propuestos por los socialistas? ¿Por qué las bolsas de todo el mundo caen de repente y estrepitosamente, como si se hubiesen puesto de acuerdo? ¿Por qué en este preciso momento, en el que una buena parte de la población está hastiada del sistema? ¿Por qué ya nadie habla de los refugiados? ¿Por qué ya nadie se acuerda de Siria y sus muertos? ¿Por qué se detiene a personas que no suponen ningún peligro para la sociedad, mientras otros, oficialmente acusados de comisión de delitos, pululan alegremente por nuestras calles? ¿Realmente se trata de la pancarta, o se trata de algo más? ¿Se trata del mensaje, de la idea, de la posibilidad de despertar conciencias? No era una obra para niños, alegan. Posiblemente. Tal vez era para los padres de los niños, porque, a través de los niños, también se pueden despertar conciencias. ¿Es eso lo que molesta? ¿A quién beneficiaría una nueva crisis? ¿A quién? Esa sí parece una buena pregunta, porque, ¿Por qué los bancos nunca pierden? ¿Por qué existe una urdimbre, al menos para mi, tan evidente, de enfrentarnos? ¿Por qué ese afán de controlarlo todo, de controlarnos a todos?

Son sus privilegios. Es su estatus. El control. Si todo está bajo control, nada cambia, todo permanecerá como hasta ahora. Puede cambiar el envoltorio, puede cambiar el sabor, puede cambiar la textura del caramelo, pero el caramelo es el mismo. Ahora que escribo esto, me viene a la memoria una frase de una canción de una película para niños. Una película inocente, con una frase que también parece inocente. Mary Poppins. ¿Lo recuerdan? “Es la píldora que os dan”. ¿Quería alguien decirnos algo? Es posible. Y si así fue, quien lo hizo no eligió un documental, un drama, una comedia, un libro de ensayo… no. Lo dejó caer, sutilmente, en una película de niños. ¿Para los niños? Respóndanse ustedes mismos.

¿Hay un plan? No lo sé. Pero está claro que lo que estorba, sí que desean eliminarlo y despertar las conciencias de la gente es algo molesto. Que alguien pueda poner freno a su situación de privilegio les da miedo, hay que detenerlo. Y así sucede que hay quien se excede en su incontinencia verbal, vociferando que deben clausurarse las facultades de Sociología y Políticas porque es un nido de marxistas. Regresión a otros tiempos. Individuos que dejan ver lo que esconden debajo del pellejo de demócrata que se han construido. ¿Y si así fuera? El marxismo es una filosofía. Punto.

Todo lo que no se ajuste a este pensamiento único al que, desde hace tiempo, quieren encaminarnos, es tildado de demagogia y populismo (ver post). Ellos no van a rendirse. Confían en nuestro hastío y en dividirnos – divide y vencerás – porque conocen que es mucho más fácil arrasar ideas que intereses.

A pesar del cansancio, de la lucha continuada, de las ofensas, de las falsedades, de las mentiras, de las acusaciones, hay que seguir. Uno a uno, pero unidos en un solo propósito: construir una sociedad diferente. Los que dirigen el cotarro no llevan años, llevan siglos haciéndolo. No debemos permitir que nos dividan. Esta vez, no.

Anuncios
Estándar

One thought on “Está pasando

  1. Francisco J. Martin dice:

    Pues ya ves, desde los titiriteros ha surgido una serie de declaraciones en el mismo sentido, aunque ahora todo va contra la posible formación de gobierno donde se integran los “izquierdistas, populistas, independentistas, etc.”. ¿Es que todos los parlamentarios no tienen el mismo rango y título de representación? ¿No son igual de legítimos? ¿Es que los votos solo valen para unos y no para otros?
    Parece que hay que volver a echar mano del miedo, a cualquier precio, lo peor es que lo realicen cargos institucionales del gobierno en funciones.
    Que lástima, a ver si pasa ya esto, y TODOS pensamos de verdad en nuestro país y nuestra convivencia, no SOLO en nuestros intereses muy, pero que muy, particulares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s