Opinión, politica

¿Son los cristianos realmente cristianos?

rita maestre

No soy creyente. Y deseo que se me respete, del mismo modo que yo respeto las creencias de los demás. Pero las creencias de los demás tienen el mismo límite que tienen las mías. Vivimos en un estado aconfesional, y como tal, ninguna institución debe favorecer mínimamente a una confesión religiosa, sea cual sea. Por ello, la Universidad Pública no tiene que albergar iglesias, ni capillas, ni ermitas, ni ningún tipo de templo. Y, si lo tuviere, debería tener los mismos para cualquiera de las otras confesiones, sería lo más justo: o todas, o ninguna.

Rita Maestre participó en una protesta, para que se retirasen los edificios religiosos de la Universidad, en el año 2011, y ahora se le somete a un juicio por haber proferido ciertas consignas y haber desnudado su torso en el interior del “recinto sagrado”. El fiscal pide un año de prisión. Un exceso, por muy ofendidos que puedan sentirse algunos. Puedo entender el sentimiento de ofensa de las personas que mantienen esas creencias, pero la pena me parece excesiva, máxime cuando se solicita el perdón a los ofendidos. ¿No se basa la religión cristiana en el perdón? Porque lo que realmente se me antoja es más una venganza, un ánimo de resentimiento y de rencor, justamente todo lo que la Biblia, su dogma de fe, denota como pecado.

No se personan, sin embargo, los abogados cristianos, en los innumerables casos de sbusos a menores por parte de la curia. ¿Qué hacen con sus enseñanzas, con su doctrina, con su fe y con su moral en esos casos? La Iglesia tapa, ha tapado, todos esos sucesos. Los ha encubierto. Otra acción que atenta contra su ley divina: el encubrimiento es pecado.

¿Qué pasa con la Iglesia, con sus miembros, con sus feligreses, con sus defensores, con sus representantes, que sólo aplican sus dogmas de fe cuando van en su favor y los olvidan cuando les son desfavorables?¿Qué clase de cristianismo es ese?¿Dónde han aparcado sus enseñanzas, sus principios?¿Dónde queda el “ama a tus enemigos”? La respuesta es fácil: o no son cristianos, o son unos farsantes. Sinceramente, creo que cristianos hay pocos, y farsantes muchos.

A la par de estos sucesos, se ha producido otro, también conflictivo con la religión católica. La parodia del “Padre Nuestro” que fue recitado en Barcelona. Creo firmemente en la libertad de expresión, y nada de lo que pueda componerse, interpretarse, escribirse, va a escandalizarme. La mente tiene que estar abierta a todo, pero, sinceramente, sobre este particular, considero que, más que esté o no fuera de lugar, más que la ofensa que pudieron sentir los creyentes, a los que, entiendo que se debe respetar, más que todo eso, me pareció innecesario. Se pueden desarrollar ideas, de otro modo, que no laceren la sensibilidad de ciertas personas.

También en http://www.roostergnn.com

Anuncios
Estándar

5 thoughts on “¿Son los cristianos realmente cristianos?

  1. Álvaro dice:

    Yo soy religioso (bueno, cristiano de bautizo y creyente en los principios de Jesucristo como principios de convivencia, no religioso como entienden ciertos beatos, que van deseando el infierno a todo ser vivo), y me parece una vergüenza que a cuatro paredes se les dé el poder de condenar a cualquier persona que se quede en sujetador en ellas, pero no a quien abusa de menores, como bien denuncia el artículo, que eso sí que es traumático para sus víctimas, y por supuesto un pecado. No te puedes ni imaginar la vergüenza que siento cuando la gente que dice ser creyente, se aprovecha de la religión en “beneficio” político, porque si son tan creyentes como dicen ser, deberían saber que algo así no será muy bien visto. Porque esa supuesta “ofensa” huele a falso testimonio de aquí a Lima. Me da vergüenza.

  2. Winters dice:

    Haces referencia a un estado aconfesional y sin embargo te recuestas en la biblia para exigir tolerancia cristiana a un conportamiento intolerante, el tuyo.
    Exiges que no haya presencia de espacios de culto, y en la siguiente linea proclamas la presencia de todas las confesiones en aras a una justicia sacada de la chistera.
    La mente tiene que estar abierta a todo, tambien al respeto a la diversidad cultural, la cual incluye la religión como expresion de la misma.
    Citas escandalos de pederastia, como purga, amortiguador y justificante de actos que no se justifican.
    Como dices, tus derechos y creencias tienen limites, por tanto, para reivindicar los tuyos no puedes pisotear los de los demás.
    Dices que ningún poder publico debe favorecer a ninguna confesión, bien; pues dejame informarte que todas las confesiones religiosas inscritas, estan exentas de impuestos y todas ellas gozan de partidas presupuestarias anuales a cargo de las arcas publicas.
    Si quieres jugar ahora a ser politica, empieza por reconocer los errores y siendo tolerante, y termina por no publicar alegatos de descargo culpabilizando a todo el que no te justifica.
    Cambiar el sistema social no tiene nada que ver con ir en sosten por la calle, fumar porros, tocar los bongos, o hacer rastas de colores…
    Justificar la intolerancia y la imposición de criterios como una falta de asistencia en clase os pasará factura.
    Así no se Puede…

    • Hablo de un estado aconfesional porque es el que nuestra Constitución dicta que tenemos. Yo no me “recuesto” en la Biblia para nada. La Biblia es el dogma de fe de los cristianos. Lógico es que cumplan con él. Es mi opinión, que no vale ni más, ni menos que puede valer la tuya, precisamente porque soy tolerante. Para intolerancia, mejor que repases la historia de la Iglesia Católica, con todos los ajusticiados por la Santa Inquisición.
      Tampoco exijo que no haya centros de cultos OPINO que no deberían existir en un espacio Estudiantil. Y, porque soy tolerante, digo que si los hay de un signo religioso, debería haberlos de todos los que lo desearan.
      Si cito escándalos de pederastia, no es por que me los haya inventado, sino porque existen, y porque no observo que los que se rasgan las vestiduras porque una muchacha muestre sus pechos en un templo, siquiera se ruborizan por esos escándalos. ¿Tú a eso le llamas intolerancia? Yo a eso le llamo complicidad.
      Por último yo no he pisoteado las creencias de nadie, entre otras cosas porque yo no soy nadie para pisotear las creencias de nadie. Tengo la fortuna de tener amigos que lo son y amigos que no lo son. Pero el no pisotear las creencias de nadie, como tu lo llamas, no cercena mi derecho a opinar. En otros tiempos no se podía, pero ahora sí se puede, y opino. Si mis opiniones te ofenden, es tu problema, no el mío, porque mis opiniones no se han manifestado sin el ánimo de ofender a nadie. He expuesto unos hechos objetivos, con datos objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s