Opinión, politica

La farsa

debate

Esta noche, mañana, en los próximos días, asistiremos a la publicación en los medios – como un bombardeo incesante de conciencias -de los resultados de un debate que no tiene resultados. Pero esa voracidad salvaje de los grandes medios no cesa. Es necesario arrojar al exterior la imagen de una contienda, de un combate que realmente no ha existido, y de un ganador y un vencido. Aquí sólo puede ganar o perder la ciudadanía y, por desgracia, la ciudadanía, a menudo, pierde.

El debate de investidura no ha sido un desengaño, ha sido lamentable e indignante. Es de agradecer, no obstante, que se haya llegado a realizar y que alguien haya tenido la valentía de presentar un “proyecto” de gobierno.

Pedro Sánchez ha dejado su propuesta, la propuesta de un pacto que hubiera debido ser antinatura, pero que, en estos últimos años, se ha demostrado que no lo es, que lo que se le viene diciendo desde la izquierda es la cruda y descarnada realidad: que el PSOE ha dejado atrás sus principios y puede retirar de sus siglas algunas letras. Varios grupos políticos se lo han dicho hoy en la cámara: que ha sido forzado por los pesos pesados de su partido para no pactar con la izquierda. Y hoy ha quedado patente. Hoy, como tantas otras veces, el PSOE se ha dejado parte de la piel en defender un proyecto imposible: ser y no ser, al mismo tiempo. Su pecado, el de siempre, querer contentar a todos, cuando eso es irrealizable. O estás con los tuyos o estás con los otros, las medias tintas conducen a lo que les está sucediendo, un hundimiento en las arenas movedizas que ellos mismos han creado. Han acudido a su recurso manido de  arrancar el voto del miedo: o Rivera y yo, o Rajoy. Pero esa argucia no iba dirigida tanto a los representantes que ocupaban el congreso, como a los ciudadanos, en un acto de consabida seguridad de que habrá nuevos comicios. Lo que se cocía en la cámara, él ya lo sabía, y el partido también.  Ha sido una puesta en escena estudiada con todo detalle, con el objeto de recuperar los votos perdidos y poder gobernar con quien quieran, si son capaces de infundir, de nuevo, en las gentes, el miedo a la derecha que otrora tan buenos resultados les procuraron. Creo que el escenario no es el mismo. Yerran. Esta vez yerran. Han tomado el camino equivocado.

Como su objetivo era ese al que me he referido , y no otro, han presentado un programa lleno de ambigüedades, de ideas deslavazadas, de propuestas sin una sola cifra económica que las sustente, sin explicaciones de cómo se pretenden realizar las cosas, confundiendo a la audiencia entre derogaciones y reformas, rectificaciones y derogaciones. Un discurso hueco, inconexo y sin cimientos. Porque el programa no importaba. Importaba la precampaña. Los ciudadanos españoles debemos seguir siendo idiotas, a juzgar por cómo se nos trata.

También en http://www.roostergnn.com

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “La farsa

  1. Lo mejor está por llegar dice:

    En cuanto al voto del miedo, funciona, vaya si funciona, solo hay que mirar las últimas campañas generalmente orquestadas por el PP (incluyo esta en la que estamos inmersos), en cuanto surge la oportunidad se sacan los miedos y demonios a pasear, y por desgracia no solo lo hace el PP.
    Muchas veces he pensado, a la vista de lo que acaba ocurriendo, que es mas fácil que se unan los ciudadanos contra algo o alguien, que en favor de algo o alguien. Esto último hay que explicarlo, defenderlo, proponerlo, pactarlo, etc. mientras que lo primero es menos lógico y mas directo, a veces hasta visceral, y es cuando aparecen enemigos, fantasmas, demonios, y miedos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s