Opinión, politica

Los héroes existen

voluntario

Los héroes existen. Pero no llevan trajes de brillantes colores. No vuelan. No se columpian sobre la tela de una araña. No tienen superpoderes. Tampoco tienen un látigo con el que hacen todo tipo de malabarismos, o saltan de un tren en marcha.

Los héroes a los que me refiero son personas que trabajan en silencio. Son seres desconocidos, anónimos, son como usted o como yo, tienen nombres y apellidos, una familia. Pero un día decidieron ser héroes, sin saberlo.  Sintieron la necesidad de ayudar a los demás, y dejaron su mundo de vida privilegiada para soportar el dolor de los otros, para proporcionar una palabra de ánimo, un abrazo, un hombro sobre el que llorar, para lamentar, entre escondidas lágrimas, la muerte de un niño, para tratar de consolar a la madre de un pequeño, enfermo entre el barro y la tormenta de un campo de refugiados, para hacer lo indecible por conseguir la llegada de un cargamento de alimentos o de medicinas, para sostener a un pueblo que se derrumba, olvidado por todos, herido por la Humanidad. ¡La Humanidad!, ¿Qué Humanidad? Ellos, esos héroes, son la Humanidad. Representan lo mejor de nuestros valores. Representan lo que nos hace diferentes, lo que nos hace grandes como seres de este planeta. Se sienten muchas veces derrotados por el desánimo, por la palabrería huera de los políticos y de los gobiernos, por las falsas promesas, por la decepción y el desencanto, por el ostracismo, pero continúan. Ellos están por encima de las religiones, de las etiquetas ideológicas, de los políticos y de las políticas, de los tratados internacionales, de las leyes. Les importa la vida, en toda su dimensión, son, especialmente, sentimiento, sentimiento puro, porque la razón suele enturbiar el sentimiento. La razón construye, pero destruye también, al mismo tiempo. Sólo el sentimiento permite empatizar con el otro.

Ellos, estos héroes, no tienen ningún monumento, ni su nombre en una plaza, o en una calle, pero su grandeza es mayor que la de todos los nombres de casi todas las calles y todas las plazas, e incluso de casi todos los monumentos.

Estos héroes son los voluntarios.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s