Opinión, politica

¿Palabras controvertidas?

PI

Casi la totalidad de los grandes medios, incluso la APM, se lanzan hoy contra Pablo Iglesias por sus, “controvertidas“, palabras de ayer. ¿Controvertidas, por qué? ¿Los únicos que tienen libertad de expresión son aquellos que pertenecen a “los medios”, o la tenemos todos los ciudadanos?

Sucede que, los medios, y cuando hablo de medios, me estoy refiriendo a aquellos que más influencia tienen en el sector, suelen estar al servicio de los que los mantienen. Sus socios obedecen a intereses fundamentalmente capitalistas, salvo alguna excepción, y las líneas editoriales están marcadas por apoyar políticas que defienden sus intereses. Por tanto, sus redactores, se ven obligados a escribir en función de esa línea editorial, del mismo modo que los empleados de una entidad bancaria se ven obligados a actuar según las directrices que marca la compañía, aunque no estén de acuerdo, ni lo compartan.

Puede que Pablo Iglesias se equivocase, al citar el nombre concreto de un periodista de un determinado medio. Porque ni él, ni los demás, sabemos si lo que el profesional publica lo hace por convencimiento o por mandato. Pablo Iglesias debería ser consciente de que, no todo el mundo, tiene la suerte de poder expresar lo que piensa en su puesto de trabajo. No se puede caer en el error de la generalización.

A parte de esto, cualquiera que se detenga a pensar un mínimo instante, puede advertir que uno de los objetivos de los grandes medios es la manipulación y distorsión de la realidad, que la información se saca muchas veces de contexto, que es sesgada, que no se traslada con integridad, ni con rigor y que, en algunos casos, hemos sido testigos de que no se ha contrastado, viéndose “el medio”, obligado a disculparse, más adelante.

Está claro que Podemos sigue asustando, que su forma de ver la política y la realidad social contrasta totalmente con la que los grandes medios defienden porque se oponen a los intereses de sus socios inversores. Y, ahora, asusta aún más que se pueda establecer un acuerdo Podemos-IU para afrontar unos nuevos comicios.

Por cierto, y por si sirve de ejemplo, hemos sido testigos de cómo el señor Luis Enrique ha tratado a un representante de la prensa, y a la prensa misma, con absoluto desdén, y nadie se ha rasgado las vestiduras.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s