Opinión, politica

Carta abierta a los sabihondos de bar

bar

Quiero dedicarle esta carta a todos esos sabihondos de bar que se dedican a arreglar el mundo mirando a través del amarillo espesor de la cerveza, sin hacer otra cosa. Esa chusma que reniega de todo: de la política, de los políticos, de los sindicatos, de las organizaciones no gubernamentales, de la pareja, de los hijos, del trabajo… de todo, sin moverse de la banqueta de la barra, junto a otros de sus congéneres, a los que igualmente les importa todo una higa, incluso lo que dice su compañero de cañas. No son los abstencionistas activos, formados, instruidos e informados, denostadores del sistema con fundamento crítico, consecuentes con una idea, a los que me refiero. No son esos. Son los comodones. Los de la postura fácil.

Vosotros, que os dedicáis a dilapidar vuestro tiempo, entre cerveza y cerveza, con las frases “yo haría”, pero que nunca hacéis nada; “esto yo lo solucionaría enseguida”, cuando no sois capaces de solucionar vuestros más mínimos problemas domésticos, “hay que echar a todos los políticos”, cuando jamás os habéis interesado lo más mínimo en entender nada de política. Vosotros, que sólo sois capaces de mover el culo de la puta banqueta del bar, cuando gana vuestro equipo de fútbol, pero no se os mueve un pelo de la cabeza para defender vuestros derechos, los de vuestros hijos o los de vuestros padres, porque pensáis que se solucionan en la verborrea del bar. Vosotros que prácticamente os postuláis por una revolución, siempre que os la hagan otros, que vuestros derechos laborales os los defiendan otros y que para conseguir que las reivindicaciones sociales se hagan realidad, les partan la cara a otros. Vosotros sois en mucha parte los culpables de que nos expolien, de que nos malgobiernen y de que se rían de nosotros.

Vosotros que os pasáis las horas despellejando a los que están en la lucha activa, a los que, por medio de la política, tratan de conseguir mejorar la vida de todos, deberíais ser agraciados con el premio de un puesto de responsabilidad en vuestro trabajo, en vuestra comunidad, en vuestro entorno social más cercano, para que adquirieseis  la conciencia suficiente para saber  lo fácil que es criticar y lo difícil que es comprometerse con algo.

Vosotros sois los insensatos que creen que una vez que se ha logrado algo, ya es para siempre. No os habéis enterado de nada, de que el mundo es una lucha encarnizada y de que las conquistas hay que mantenerlas a base de una batalla continua.

Vosotros sois como esos que creen que una vez que conquistaron a la mujer de su vida, ya la tienen adjudicada para siempre, hagan lo que hagan, y el día que ella se va de casa dando un portazo se quedan frente al espejo contemplándose a sí mismos con cara de gilipollas y preguntándose qué ha pasado.

Vosotros, que no leéis ni los carteles de la carretera, sois los que, gracias a vuestra estupidez, e inacción, hacéis que estemos gobernados por aprovechados, sinvergüenzas, ladrones y patriotas de pacotilla. Y mientras tanto opináis de todo y sobre todo, sentando cátedra, cuando apenas entendéis de nada.

De modo que podéis seguir dejando vuestro tiempo en la taberna, mientras os bajan las pensiones, os recortan los salarios, os deterioran la sanidad, os suben los impuestos directos, os despiden con indemnizaciones de risa, os ofrecen trabajos miserables…

De momento tenéis la suerte de que haya gente que no es como vosotros.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s