Opinión, politica

¿Realmente somos tan imbéciles?

investidura rajoy

Se necesita no tener vergüenza. Se necesita no tener talla política, ni principios, ni sentido de estado. Presentarse ante la opinión pública a afirmar que se va a intentar formar gobierno y no responder a la pregunta de cuál va a ser su postura si no obtiene los apoyos necesarios, es una burla a la ciudadanía. Presentarse afirmando que este país no puede permitirse unas nuevas elecciones, pero sí un tiempo inconcreto en tratar de encontrar socios que apoyen una investidura, es chusco e insultante. ¿Somos imbéciles? ¿Realmente vamos a tragarnos esta píldora?

En un país como el Reino Unido, cuyo parlamento – el más antiguo del mundo, data del año 1707 – una situación como esta sería inconcebible. Sería inconcebible ya, per se, que un partido procesado por destrucción de pruebas y por delitos de corrupción, se presentase a unos comicios, con los mismos individuos que han manejado el timón, de dicho partido, en las fechas en las que se les acusa de los mencionados delitos. Pero, como he dicho, el Reino Unido tiene una longeva tradición democrática y sus ciudadanos no perdonan, ni la mentira, ni la delincuencia de sus representantes electos. En el Reino Unido, ya habrían dimitido unos cuantos. Lo han hecho por menos de “las mamandurrias” de los nuestros. Y lo mismo sucedería en otros países de tradición democrática como Francia o Estados Unidos, por poner algunos ejemplos.

Tenemos un problema. Un problema que va más allá de los aprovechados y sinvergüenzas que nos han gobernado, sustrayendo el dinero de lo público y embolsándoselo en sus bolsillos, haciendo pagar un peaje a las empresas por obtener contratos con la Administración Pública, arruinando a la ciudadanía, mientras se han estado enriqueciendo sin escrúpulos.

Tenemos un problema muy grave cuando más de ocho millones de personas, conocedoras de estos turbios asuntos, de esta brutal ruindad, siguen apoyando con su voto a los que han robado, o lo han consentido, que lo mismo da. Por eso no podemos compararnos con las democracias del Reino Unido, de Francia o de Estados Unidos. Por eso nuestra tan alabada y ponderada transición política no fue sino un enjuague para permitir que siguiese el mismo estado de impunidad, de corrupción y de pisoteo de los derechos de los ciudadanos. Una Constitución encorsetada, y prácticamente blindada, por las dificultades existentes para su modificación, han permitido un statu quo que beneficia a los que siempre han ostentado el poder económico, y, a través de éste, el político (legislativo y ejecutivo).

Dicho de otro modo: vivimos en un país sin cultura política, que se pliega a las monsergas de los gobernantes, y transige con cualquier cosa por un mísero plato de lentejas.

La parte del pueblo que ha adquirido la conciencia política suficiente y que se ha rebelado, sufre continuamente los ataques de estos tiburones del poder, que pretenden mantener su posición privilegiada a toda costa. Y hablan de la imposibilidad de permanecer sin gobierno y de estabilidad, y de la carestía que supone la celebración de nuevos comicios. Pues, en mi humilde opinión, prefiero celebrar cien veces elecciones y desalojar a estos individuos mezquinos, tramposos, corruptos y autoritarios del poder, que soportar cuatro años más de desgobierno, y de saqueo de las arcas públicas, porque, ¿alguien puede creerse que los que han robado, prevaricado, saqueado y abusado del poder va a poner los medios para castigarlo y erradicarlo?

Dicho de otro modo: Si vuelven a gobernar los que lo hicieron anteriormente, somos un país de imbéciles.

También en http://www.roostergnn.com

Anuncios
Estándar

10 thoughts on “¿Realmente somos tan imbéciles?

  1. Pingback: ¿Realmente somos tan imbéciles? | rompamoslosgrilletes | yopsramon

    • Por tu respuesta, creo entender que eres de las que ha apoyado a toda esta panda de sinvergüenzas y ladrones que han estado robando el dinero de nuestros impuestos para vivir a lo grande. Si no fuera porque vuestra acción perjudica a la mayoría, sería hilarante, y desgraciadamente es algo que no se puede, pero sería maravilloso que las medidas que aplica esta gente lo hiciese sólo a los que les apoyan. Lo mismo alguno cambiaría de parecer.
      Por cierto, imbécil lleva acento en la e, y es con “c”, no con “s”. A ver si, antes de escribir, estudiamos un poquito de ortografía,

    • David dice:

      Rocío, cariño, precisamente de gente como tú es de lo que habla el artículo, y me parece que has comido bastantes ajos, porque el que se pica…
      La pena es que muchos de nosotros nos quedaremos con las ganas de ver una España limpia de políticos corruptos, mentirosos y ladrones de ésos que luego se parten la camisa por España (como Camarón) para luego llevarse los dineros a Panamá o Suiza (por nombrar solo dos), o que malversan 82M. de € (adif). Sólo hay que leer un poco las noticias y enterarse. Si a pesar de todo lo que uno conoce leyendo y poniéndose al día, sigue apoyando a este hatajo de seres del inframundo, siempre seguiremos leyendo comentarios como el tuyo: con faltas de ortografía que dan que pensar que la sociedad española prefiere rascarse la barriga con una cerveza en la mano y ver el mundial mientras a todos nos clavan por detrás una reforma laboral como un castillo (de ahí vienen los ERE, las indemnizaciones irrisorias, los contratos cada vez más precarios), a mover un dedo para intentar cambiar las cosas a mejor. Porque, ¿para qué, verdad? Si aquí se vive muy bien… Sí, tan bien que lo único que aún sabemos hacer es poner cafés y servir platos combinados (vivir del turismo).

      Rocío, cariño, por todo ello, ¡gracias! A ti y a todos tus congéneres ideológicos. Si España iba bien con Aznar, no sé ya qué niveles habrá alcanzado con Rajoy, pero dímelo tú, que te tienes en tanta estima al descalificar impropiamente al autor del artículo. ¿No serás una emigrante en Londres que se iría de España quejándose de la precariedad laboral y en estas últimas elecciones votaste azul por correo, tras ponerte el té de las 5 de la tarde? Desde fuera todo se ve… “distante”…

      No, perdón, lo verdaderamente penoso de todo esto es que los que pensáis como tú, precisamente sois más estultos que el resto, que al menos se da cuenta de que los políticos pretenden engañarnos para llevarse el trozo más grande del pastel, y deciden moverse para evitar que esto siga pasando; a éstos, tú los llamas imbéciles.

      Pero está claro: el mayor problema de España es su mentalidad. Mientras ésta no cambie, nada podremos hacer.

      • Gracias por tu comentario, David.
        Todos los comentarios son bienvenidos, sean del signo que sean, siempre que estén argumentados. Comparto tu punto de vista.
        Un cordial saludo

      • Rafa dice:

        Nunca dejarán esa mentalidad, llevamos ya 40 años y los veo pletóricos de victorismos o en estos 5 años no se le han notado?. España está dividida entre ellos o los rojos comunistas, Hacienda no son ellos son los demás, se desgañitan con la bandera pero los dineros caimanes en paraisos, esa es la España que añoran la de las tetas ordeñadas a su favor, consecuencia de la victoria del fascismo no vencido ni desarmado.

    • Rafa dice:

      Rocio, supongo que imbesil, significa “Imbécil”, lo entiendo, cuando la cultura es inculta, pasa dos cosas o interpretas bien lo que se lee o interpretas mal lo que relees por la escasa formación recibida y los insultos te hacen más inculta, por eso la interpretación de nuestra política española que nos hace únicos en los paises civilizados en pleno siglo XXI, tu y los tuyos la consideran aptas para gobernar, seguramente con tu inculta ceguera permites y te haces cómplice de los peores políticos de la democrácia española en estos 40 años, donde los despidos, deshaucios, la cultura del pelotazo y el saqueo al papá estado es la herencia recibida de tu seguro líder espiritual y la mano que os guía franquito el Fusilador por la gracia de Dios. Los cachorros del ahora P.P y sus fundadores todos del fascismo puro y duro mantienen dicha doctrina y eso pasa por no haber vencido al fascismo en España, que aún quedan nombres de victoriosos asesinos.

    • Para que se diera ese caso, primero tendría que suceder que el PSOE prácticamente desapareciera, como ha sucedido en Grecia con el PASOK, lo que en este caso parece poco probable, al menos, de momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s