Opinión, politica

Querido militante del PSOE

img_20161015_172151

Publicado en Alcantarilla Social

Quiero que sepas que soy capaz de compartir la frustración y la indignación que puedes sentir en estos momentos. El dolor de ver herida tu dignidad. La vergüenza de ver cómo manejan tu decisión a su antojo. El amargo sentimiento de sentirte traicionado, manipulado y utilizado.

Tú votaste, en lo que creíste, que era un proceso limpio y democrático. Apoyaste a un ciudadano de tu partido, otro militante como tú, que se presentó con un programa al que te adheriste, para que te representase en el Parlamento y pudiese llegar a componer un gobierno, con unas directrices políticas con las que estabas de acuerdo. Te engañaron. Esas fuerzas ocultas que manejan la formación política a la que perteneces, aunque tu probablemente desconocías, porque la idealización que tenías de tu partido, te había impedido ver con claridad que, en el fondo, tú no pintas nada, y lo gobiernan los que desde hace muchos años han manejado sus riendas, esas fuerzas, han derribado todas tus esperanzas, como un castillo de naipes con un soplo.

Te sientes traicionado, ¿cómo vas a sentirte?, especialmente cuando, después del golpe de autoridad que han ejercido, ni siquiera te dejan pronunciarte. Probablemente ya estás poniendo en duda el carácter democrático del partido al que perteneces. Probablemente estás paladeando el sabor amargo de la culpa, de haber creído en una organización que te ha ignorado en un momento decisivo.

Tal vez no te has dado cuenta de que ese partido al que perteneces, adolece de todos los vicios que acompañan al poder, al poder en general, al poder en cualquier parte del mundo, ese poder que busca perpetuarse porque ya se ha convertido en egoísta, porque ya se ha creado sus propios intereses, porque ya no defiende ideas, se defiende a sí mismo.

Hay ya miembros del partido que se están movilizando, tratando de forzar un nuevo Congreso, tratando de encauzar de nuevo a la formación a sus principios, a sus ideales, a sus orígenes. Ten cuidado, puede ser un nuevo desengaño. La bestia ya se ha despertado y no dejará que nadie se interponga entre ella y sus objetivos. ¿Acaso no lo has comprobado con todos los sucesos acaecidos?

Pero te queda algo, amigo, te queda la dignidad. Si quieres cambiar algo, tendrás que olvidarte de tu partido, de sus años de historia, de su currículo, de las horas que le has entregado, de las ilusiones que te ha generado. Tendrás que apostar por otra gente, por otros grupos, por otras opciones, hasta que el poder también acabe corrompiéndolos.

¡Compártelo en tus redes!

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s