Opinión

El consejo

El Consejo. Mi último texto en Letras y Poesía.

Letras & Poesía

Los pesados cortinajes de terciopelo estaban echados. En el interior, las llamas de las velas bailaban con una especie de pálpito, arrojando sobre las paredes sombras que danzaban un baile macabro. En el interior de la chimenea, llamaradas azules y amarillas caldeaban la estancia. El rey, vencido sobre la amplitud del tablero de la mesa, esperaba la llegada de su consejero. Su rostro denotaba cansancio, abatimiento, depresión y desánimo.

Rodrigo avanzó por un corredor iluminado con antorchas adosadas a los muros de piedra. Podía escuchar  la reverberación de sus pasos, su respiración, y hasta los latidos de su corazón si se lo hubiera propuesto. Era un hombre entrado en años, de pelo y barba canas, pero de ojos chispeantes que delataban una mente clara y despierta. Cuando llegó a la puerta de la cámara, los dos soldados que la custodiaban le franquearon la entrada y él golpeó fuerte con la…

Ver la entrada original 379 palabras más

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s