Opinión, politica

Una potencia dormida

Estamos siendo testigos de cómo un país entero se vuelca, de forma incondicional y desinteresada, por el intento de salvación de un niño de dos años que, hace algo más de una semana, tuvo la desgracia de caer a un pozo. Se han llevado a cabo esfuerzos titánicos a contrarreloj. Hay empresas que han ofrecido su material, sus expertos, su maquinaria, desinteresadamente. Y no se hace por salir en una foto. Se hace porque una nación entera se encuentra conmovida.

Como sucedió en el 11-M, como ha sucedido en otra serie de ocasiones en las que la desgracia se ha cebado con los españoles, el pueblo ha respondido unánime y contundentemente. Esto demuestra varias cosas:

Que los españoles somos algo más que un país de camareros al servicio de los turistas extranjeros.

Que los españoles somos muy capaces de ejecutar grandes y complicados proyectos.

Que los españoles somos capaces de aunar voluntades sin importarnos quién es  el que está a nuestro lado.

Que los españoles somos capaces de actuar sin fisuras.

Analizando esto, nos damos cuenta de que, si nos lo proponemos podemos llevar a cabo cualquier tarea. Si nos lo propusiéramos podríamos echar a toda la panda de corruptos que nos han estado estafando durante años. Si nos lo propusiéramos podríamos levantar una industria y ser una potencia mundial, en lugar de ser un país de servicios del resto del continente europeo. Si nos lo propusiéramos estaríamos a la cabeza del mundo, porque somos los mejores en muchas actividades.

Pero, en lugar de eso, a excepción de estas situaciones de desgracia y de conmoción nacional, nos dedicamos a jalear a los ladrones, a pedir autógrafos a individuos que nos han estafado y a abarrotar las plazas por el éxito de nuestros jugadores de fútbol o de baloncesto.

Julen ha caído a un pozo. Desconocemos si está con vida o sin ella, pero vamos a hacer lo posible por llegar hasta él y salvarle si tiene el más mínimo aliento de vida, pero ¿por qué no somos capaces de hacer nada por esos niños que están en riesgo de pobreza? ¿Por qué no somos capaces de movernos por aquellos que han perdido su casa por la voracidad de los bancos, que se las han vendido a precio de saldo, después, a fondos buitre, gestionados por las élites de este país? ¿Por qué no somos capaces de empatizar y de darles la mano a aquellos que se han sumergido en la vorágine de la crisis, perdiendo sus negocios, mientras se rescataba a los bancos, cuyos grandes accionistas huían, como las ratas en un naufragio, evadiendo millones de euros a paraísos fiscales?

Somos un país de demasiados contrastes, de mente perezosa y alma inquieta al que los árboles no le permiten ver el bosque.

Anuncios
Estándar

CLICA EN LA IMAGEN

¿LO COMPARTES?

Opinión, politica

Errejón y Podemos: error tras error

Imagen
Opinión, politica

¿Orgullo o responsabilidad?

¿Tendrá que ser generosa la dirección de Podemos? ¿Tendrá que ser lo suficientemente estratégica e inteligente?

Estas son las cuestiones que a mi juicio habrá que plantearse. Y aún una más, quizás más difícil de resolver, porque golpea directamente el sentimiento: ¿Orgullo o responsabilidad?

¿Por qué digo esto? Errejón, por muchas explicaciones que haya ofrecido ante la opinión pública, ha cometido una de las peores acciones que se pueden llevar a cabo en la política, y, si me apuras, en cualquier aspecto de la vida: ha negociado a espaldas del partido, de los compañeros de siempre, con el fin, más que probable, de cumplir una ambición personal, ya que de otro modo no habría actuado de tal manera, sabiendo el daño que podría causarle a la formación política a la que pertenece, esa que él mismo define como un hijo. A un hijo, Íñigo, no se le hace eso. Es obvio que no eres padre, y por tanto no tienes ni idea de lo que eso significa, y no debes, ni puedes, hacer comparaciones de ese calado.

Tras de sí, ha dejado un espacio desolado, un terreno baldío, un regusto amargo de traición, un malestar incomparable, una decepción inmensa, una depresión de enormes proporciones.

¿Qué debería hacer Podemos, ante este panorama? El orgullo – al que antes me refería – empuja a expulsar a Errejón del partido, a sugerirle que deje el escaño, a apartarlo de la formación que él mismo ayudó a engendrar. Pero el orgullo en esta vida sirve de muy poco, en general entorpece más que ayuda. Si bien es cierto que el sentimiento más visceral, que el primer impulso es el orgullo, es necesario templar gaitas y contar hasta cien, si es necesario, antes de dar un paso que pueda empeorar aún más las cosas.

La situación a tan corto plazo de las municipales y autonómicas empuja, a juicio del que escribe, a realizar un acto de responsabilidad. Es necesario negociar, a cara descubierta, con todas las fuerzas de la izquierda, y todos deberán hacer concesiones para llegar a un acuerdo que no deje a la Comunidad de Madrid en manos de un tripartito de extrema derecha, como el que se ha gestado en Andalucía.

Es necesario, más que nunca, demostrar que la izquierda es generosa, porque se sustenta en unos principios diferentes a los de la derecha. Es necesario no perderse en luchas intestinas: eso es como entregarle una bomba atómica al enemigo. Es necesario ganar Madrid. Es imprescindible dialogar y aparcar la rabia y respondernos todos a esta pregunta:

¿Yo no me he equivocado nunca?

Estándar

CLICA EN LA IMAGEN

¿LO COMPARTES?

Opinión, politica

¡Hay que aislarlos!

Imagen
Opinión, politica

Carta abierta a Íñigo Errejón

Querido Íñigo:

Soy partidario de la unificación de las izquierdas, de hacer un frente común frente al fascismo que  ha crecido en los últimos tiempos, pero las cosas no se hacen de ese modo.

Tú fuiste elegido en unas primarias, por la militancia de la formación política a la que perteneces. Es una formación política que se define claramente por su transparencia y porque las decisiones de calado se toman desde las bases, sometiendo cualquier gran iniciativa a su aprobación. De otra forma, sería un partido al uso, un partido de la vieja y tradicional política, un partido representativo, donde los líderes hacen y deshacen a espaldas de los que lo sostienen y lo conforman.

Por eso has traicionado esos principios. No puedes tomar una decisión de forma unilateral y presentarte como el adalid de Podemos en la Comunidad de Madrid. Si estás convencido de que la mejor solución para la gente es ir con el partido de Carmena, renunciando a las siglas de Podemos, deberías haberlo planteado para que se sometiese a la decisión de los que forman el colectivo. Puede que la propuesta hubiese salido adelante. Nadie de Podemos desea una solución para Madrid como la de Andalucía.

Sin embrago, te has comportado de un modo caudillista, tomando una iniciativa que no te corresponde. Y si deseabas abandonar Podemos, también podías haberlo hecho, nadie iba a retenerte, ya lo han hecho otros, pero eso se pone en conocimiento con tiempo. Por eso da la impresión de que en tu actitud existe un interés personal, por encima de un interés colectivo, y eso me recuerda a otros personajes como la recién defenestrada en las urnas Susana Díaz,  que quiere brillar a cualquier precio, enfrentándose a todo con tal de continuar enganchada al poder. Ese no es el espíritu con el que se fundó Podemos, y lo sabes.

Por decencia, por higiene política, por honradez, sería conveniente que explicases qué motivos te han impulsado a tomar esta decisión y a provocar una herida tan profunda en la formación política a la que aún perteneces.

Estándar

¡No tenéis vergüenza! Mientras los trabajadores de Alcoa transitan por el alambre para defender su puesto de trabajo, mientras la gente continúa siendo expulsada de sus casas, mientras la pobreza infantil se ceba en nuestra nación, mientras los jubilados tienen que salir a la calle a defender las pensiones, mientras habláis de subir la edad de la jubilación para lograr el sostenimiento del sistema, mientras la gente las pasa putas para llegar a fin de mes, vosotros en los PGE de 2019, aumentáis el gasto de la Casa Real y el sueldo del presidente y los expresidentes de gobierno .¡Qué broma macabra es esta! ¿Cuándo se va a acabar esto de que los expresidentes sigan, no viviendo, sino enriqueciéndose, a costa de nuestro esfuerzo, de nuestros impuestos, de lo que nos arañáis cada mes – ¡también a los jubilados, malnacidos!

Todos sabemos que con esas cantidades no se resuelve ninguno de los grandes problemas, no nos vendáis esa moto, lo sabemos, pero somos todos conocedores también de que, en primer lugar, en algo más útil podría emplearse, y, en segundo, daría, al menos, la imagen de que el gobierno tiene un mínimo de sensibilidad, no la de que la ciudadanía para la que gobernáis os importa una mierda. Porque eso no es lo que parece, es lo que es.

No tardando mucho os pasearéis por nuestras plazas, esas que hollamos a diario para acudir a nuestros trabajos, para obtener el miserable sueldo del que nos vemos obligados a entregaros una parte para que lo administréis, no para que os llevéis una tajada a vuestros ya rebosantes bolsillos. Pronto, como digo, visitaréis nuestras ciudades, nuestros pueblos, para pedirnos que os entreguemos gentilmente el voto, para que permanezcáis en vuestra vida de ilusión y de fantasía, donde, no sé si os lo creéis, o fingís que hacéis algo por la gente del pueblo.

La izquierda no puede permitir que se aprueben esos presupuestos, por higiene política. Si lo hace, que luego no se pregunte por qué pierde apoyos.

¿Lo compartes?

Opinión, politica

Otros vergonzosos PGE

Imagen

PARA LEER, CLICA EN LA IMAGEN

¿Lo compartes?

Opinión, politica

Lo que no vale para ti, sí vale para mí y otras estupideces del día

Imagen